jueves, 2 de octubre de 2008

Sobre la destrucción del Medio Ambiente.

Todos somos conscientes de la destrucción del medio ambiente pero la mayoría hace oídos sordos

Sabemos que el planeta pide auxilio a gritos, se dice por la tele, el cine, internet. Pero, ¿qué es lo que hacemos para intentar frenar tanta devastación?

Documentales, películas, congresos, publicidades, artículos periodísticos. Cada vez son más los medios que exponen la problemática del medio ambiente. Se ven campañas que intentan concientizar a la población sobre el cambio climático, la tala indiscriminada de árboles, la irracional matanza de algunas especies animales, el efecto invernadero, la contaminación, el consumo inconsciente de la energía, el derroche de agua potable, se ve mucha gente interiorizada en el tema, preocupada y que intenta hacer algo pero... ¿qué se hace realmente para evitar destruir nuestro planeta?

Aunque suene algo apocalíptico, se puede decir que de a poco estamos matando a nuestro único hogar: el Planeta Tierra. Y parece que recién ahora se está tomando un poco de conciencia. Vemos a famosos en campañas contra el uso de pieles naturales, estrellas hollywoodenses que utilizan energía solar en sus mansiones y hasta un ex candidato a presidente de los EE.UU. realizando un muy buen documental sobre el calentamiento global y sus consecuencias. Pero la sensación que todos tenemos es que este alud destructivo no para, por más intento que se haga. Muchos ciudadanos han tomado los consejos ecologistas y los han puesto en práctica en su cotidianidad: Intentar ahorrar energía en el hogar, contribuir al reciclaje, evitar comprar productos que dañan la capa de ozono y demás. Hay estados que sí tienen políticas contra la contaminación, controles sobre desechos tóxicos y programas de reciclaje de basura. Hay algunos que cumplen estas políticas estrictamente, varios lo hacen a medias, algunos no las cumplen y otros ni siquiera las tienen. Por supuesto esto no alcanza. Da la sensación que si no se hace un esfuerzo enorme a nivel mundial, si no se pone en primer lugar la problemática del medio ambiente en todas las agendas de los gobiernos de turno, si no se controla rigurosamente todo aquello que sigue agrandando el agujero de la capa de ozono, dejando desiertos nuestros bosques, provocando inundaciones, extinguiendo especies, elevando la temperatura de la tierra y consumiendo todos los recursos naturales indiscriminadamente, las futuras generaciones tendrán que adaptarse a un mundo realmente caótico. Entonces debemos pensar que tantos documentales y campañas de concientización quedan sólo en el discurso, porque si bien algo logran, es un poquito que lucha contra un monstruo enorme que sigue destruyendo, que parece no tener fin, que parece no importarle nada de nada. El hombre no puede vivir en armonía con su medio ambiente y está haciendo todo lo posible para que tampoco puedan sus hijos, sus nietos y sus bisnietos. Por lo tanto, la idea es que tanto material circulando pro - ecología, sea tomado en cuenta desde el ciudadano común, que puede optar por derrochar agua potable o usarla de manera más consciente, hasta las grandes multinacionales que contaminan ríos con desechos industriales, sabiendo que se puede evitar invirtiendo un poco de dinero tratándolos debidamente. Que por lo menos valga la pena el esfuerzo de Al Gore y de Greenpeace por intentar cambiar algo. Porque pareciera que todo el mundo sabe pero pocos hacen. Todos están informados pero a muchos no les conviene o no les interesa aplicar lo aprendido. Y eso no sirve si queremos salvar nuestro planeta.

autora: Gisela, Buenos Aires, Argentina

Foto: "Sin Título" de Jorge Podestá, argentino, publicada el 2/10/08 en http://www.fotorevista.com.ar/

Boomp3.com gracias Gisela por tu aporte con un tema tan sensible, controvertido, imprescindible, que es necesario difundir cada vez más para tomar conciencia con compromiso, tanto de parte de los ciudadanos del mundo, como de los gobiernos y de todos aquellos que puedan aportar desde algún lugar, información, herramientas y soluciones para el bienestar de quienes estamos hoy aquí, y por el futuro de los habitantes de nuestro planeta Tierra. me quedo escuchando la musiquita.......

2 comentarios:

Melibea dijo...

Vivimos en el medio, pero lo maltratamos. No sé si lo hacemos por ignorancia o por placer; o si, tal vez, el ser humano basa su expansión en la destrucción. Son ideas, sin más.

Ahora me estoy leyendo un libro interesante sobre la expansión territorial: El imperialismo ecológico de Crosby. En él habla de cómo las enfermedades son un fenómeno decisivo en la colonización. A mi modo de ver, el hombre y el medio ambiente están ligados; el quid es saber cuál es nuestro papel en el planeta. ¿Poder? ¿Sumisión?

Un saludo y un beso

JOP dijo...

Estas cuestiones son las que precisamente más me interrogan sobre la "naturaleza" de la especie humana. Qué grado de desvío hemos conseguido al punto de convertirnos en la especie parasitaria del planeta...
Nuestra relación con la Naturaleza es tan diferente al del resto de los animales...
"El hombre es el lobo del hombre", dijo alguien alguna vez...

Besos.

P.D.: Gracias por exponer aquí la foto. Beso.