viernes, 25 de julio de 2008

Pantalones Largos. Antonio Casero. Un sencillo y humilde homenaje para los descendientes de españoles que habitan en mi país y para los que están allá

Está Pepe “el Rosca” y está la “Milagros,
que bailan de gozo, porque su “muchacho”,
cumple hoy, doce abriles, y pá festejarlo, hoy ponen al chico, pantalones largos.
Hay que ver al chaval, hecho un hombre,
anda recio y bracea con garbo, y su padre y su madre,
le miran, le abrazan, le besan y dicen llorando:
Dios mío, si paece mentira, que sea este mozo
el mocete de antaño, si paece que está más crecio,
y hasta ya da vergüenza besarle.
Dios mío, como pasan los pícaros años,
se nos hace viejos, mira este renacuajo,
y que bien le sientan los calzones largos.
Las vecinas, se salen al verle,
Y al cruzar el chaval por su puerta
Le jalean, le aplauden y gritan:
Ole ya por los cuerpos serranos
Dios bendiga a los mozos de rumbo!
Vas por novia, por un, por si acaso,
Por que aquí tengo yo a una morocha,
Que hoy también ha vestío de largo!
Y el mozo, camina más serio que un ajo.
Y el padre y la madre , sonríen
Al verle tan serio y tan guapo.
Van en cá del agüelo Faustino, que no sabe palabra del caso
Y quieren largar la sorpresa.
Y suben y llaman, y sale el anciano
Que al ver a su nieto, va y dice:
Repuño, quién es este señó tan reguapo,
Y le mira, y le abraza y le besa,
Y vuelve a mirarle y vuelve a besarle
Y quie convencerse,
Y dice cambiando de tono, al mocete que escucha al agüelo,
Y al padre y la madre que están extasiados;
Hijo mío, hoy te visten de hombre siendo niño,
Tú no sabes lo serio y difícil del trance mi vía,
Que aunque a broma mi bien, lo tomamos, tú no sabes
Lo serio que es dar en el mundo este paso.
Muchas veces, hijito del alma, nos vestimos
Alegres de largo y después de algún tiempo decimos,
Al mirar que no vais caminando por el mundo,
Por buenos senderos.
Quien pudiera volver a otros años!
Quien pudiera vestir de niño al que de hombre vestí!
Pero … cielo santo! Basta ya de penas y sermones rancios,
Toma … pa que invites a toos, pero cuidao a quienes invitas,
Que hay amigos malos.
Dios mío, cómo pasan los pícaros años,
Se nos hace viejos,
Mira,
este renacuajo,
y que bien le sientan los calzones largos.
Aporte de Beatriz Lilian., en recuerdo de su madre que recitaba este poema a los 103 años y que ella logró copiar esas letras que se decían de memoria, guardándolas como testimonio de otras épocas. Gracias Beatriz!!!!!!

9 comentarios:

DOCTOR VITAMORTE dijo...

¡Cuánto hemos cambiado!Está bien eso de conservar la memoria de otras vivencias y visiones de la realidad

massu dijo...

Gracias Doc. por llegar hasta aquí y dejarme sus letras. lo valoro profundamente.
Para poder entender el hoy, siento que es necesario no perder la memoria, y nuestra propia historia desde la que nos fuimos construyendo.
Ya iré a visitarlo.
abrazos!!!!

Anónimo dijo...

Una verdadera joya
gracias
besin
maria

la marquesa dijo...

Muchas gracias hace mucho tiempo que buscaba este poema que es una ligazon con mi infancia. Gracias a ti he rememorado cosas lindas.soy de ascendencia española.Vivo en chile.

Un abrazo

Actino Coquidán Castillo dijo...

Grandes felicitaciones por compartir esta joya tan difícil de encontrar, la busqué por años, trae verdaderos recuerdos infantiles y despierta afectos.Saludos desde Cauquenes, CHILE.
Actinio Coquidan.

massu dijo...

Hola Marquesa!!! gracias, muchas gracias por llegar hasta aquí y me pone muy feliz saber que alguien ha encontrado algo que considera una joya, además de mi misma.

Un cariño enorme, hermanadas por antepasados de sangre española.
y Salud Chile!!!!

Muchas felicidades!!!!

massu dijo...

Hola Actino: qué hermoso lo que me cuentas!!! me llenan de emoción
tus palabras y mucho más saber que has encontrado en este sencillo espacio, unas letras valiosas para vos.

Muchas Felicidades!!!!

Saludos para ti y todo Chile!!!

Melibea dijo...

Wiiiiiiiiiiiiiii!!! Qué hermosos los recuerdos y qué estrechas las relaciones entre unos y otros!!!
Gracias, Massu, por invitarme a este artículo. Recuerdo que ese día estaba yendo al aeropuerto para esperar la salida a Buenos Aires, mi Buenos Aires querido.

Un beso

Anónimo dijo...

Hola Massu, gracias por este hermoso poema, siempre recorba haberlo leido cuando niño en un antiguo libro en mi casa en Concepción-Chile. Lo busque por mucho tiempo y no le encontraba, justo ahora a mis cuarenta y algo mi hijo cumple 12 años y se lo recitaré. Gracias por este regalo.

Javier